domingo, 16 de abril de 2017

El Mamo Calixto

Las cuatro etnias que desde tiempo inmemorial habitan la Sierra Nevada de Santa Marta en el norte de Colombia se han visto desalojadas de su territorio paulatinamente, hasta que en el momento están confinadas en la parte más alta de la montaña, donde no es posible cultivar sus alimentos como lo hacían antes.

El gobierno colombiano no ha hecho nada por protegerlos, por lo cual han tenido que enviar un emisario por el mundo: El Mamo Calixto Suárez, quien además de contar la triste situación de su pueblo, da conferencias sobre la interesante cosmogonía y sabiduría de esos aborígenes, evidentemente más adelantados espiritualmente que nosotros.

Son gente que no permitían el acceso a sus poblados y no se comunicaban con el resto de gente, a los que siempre han denominado Los Hermanos Menores por su falta de conciencia e irresponsabilidad frente al cuidado del planeta. Su tarea era y sigue siendo, velar porque los cultivos produzcan, la lluvia caiga oportunamente y el viento se mantenga en su lugar. Esto lo hacen mediante su forma especial de meditar y conectándose con los sitios sagrados del planeta que están en su territorio.



Ahora que me encontré estos videos, me pareció fabuloso tener la oportunidad de oir algo de  su filosofía de la propia boca de un mamo importante, que sorprendentemente, coincide con lo que los grandes iniciados dicen:

  • La única forma de lograr la paz, es conseguirla primero en tu interior
  • Actualmente reina de desarmonía, la violencia y la corrupción, porque el ser humano no se valora a sí mismo.
  • La función de las personas es unificar adecuadamente el Cielo y la Tierra (dualismo), instalándose en la paz del centro. En su balance energético.
  • La Tierra está viva. Su corazón aún palpita y debemos protegerla.
  • Los sitios sagrados de todo el mundo y especialmente los de la Sierra Nevada de Santa Marta, se comunican todos entre sí, como los órganos de un ser vivo.
  • La enfermedad es una alerta que envía el cuerpo con un mensaje que debemos escuchar y agradecer, antes que iniciar una violenta batalla contra ella.
  • La clave de una vida feliz es la GRATITUD por lo que se es, lo que se tiene y hasta lo que sucede y no nos gusta mucho.
  • La persona que enfrenta con cólera y disgusto su enfermedad está enviando energía negativa al ambiente, contaminándolo.
  • Ante un oponente, solo son válidas la Comprensión y el Diálogo. Junto con el perdón.
  • Es bueno mantener la diversidad incluso en las creencias. Por eso dice que no es necesario que se conozcan ni se aprendan sus rituales y ceremonias para conservar el equilibrio. Cada pueblo tiene su manera de orar y es bueno que así sea.
  • El Cambio Climático es causado por nuestra mala actitud y nuestros pensamientos negativos.
  • El Ser Humano vino a la vida con el único objeto de ser feliz.
  • Saben que no se requieren bienes materiales ni juguetes sofisticados para ser felices; pero comprenden que nos gusten tanto, dado nuestro nivel evolutivo.
  • Es necesario destinar momentos de introspección diaria para centrarnos y agradecer a nuestro cuerpo, para que funcione adecuadamente.
  • No es posible vivir una vida solamente espiritual. Somos duales y es igualmente importante sostenernos de lo que produce la tierra y del amor de la pareja.
  • Un pueblo no puede ser desplazado de su tierra, porque pierde la mitad de lo que es. Allí están sus raíces y sus creencias. Moverlo de allí sería destruirlo.
  • La clave de la sabiduría es la auto estima vista como que dentro de nosotros está el mejor chaman, y el mejor maestro iluminado. No necesitamos de nadie más. Solamente mantenernos sólidos con confianza en que la luz está en nuestro interior.
  • Todo problema se resuelve mediante pensamientos positivos y el envío de sentimientos de amor.
Este mamo tiene un sitio en internet con fotografías hermosísimas, explicaciones de sus creencias básicas de la forma como su trabajo meditativo y energético ayuda y mantiene a la Humanidad.

A continuación coloco  una de sus más recientes conferencias en España.


Escuchémoslo, y si es posible ayudarlo de alguna forma para que su pueblo recupere sus tierras ancestrales hoy ocupadas por colonos y mineros, ¡Hagámoslo!